Servicios Médicos
EL PERSONAL DE LA UPEL CUENTA CON DIFERENTES SERVICIOS

 Servicios Médicos (Seguro Social)

 Este servicio busca garantizar la prevención y vigilancia en materia de seguridad, salud e integridad al personal que labora en la Universidad, brindando el beneficio de ser atendidos en Instituciones de salud (clínicas) concertadas  

  

Estarán protegidos los trabajadores  fijos y contratados en caso de enfermedad o accidente, maternidad, invalidez, sobrevivientes y paro forzoso   que lo incapacite para el trabajo, y estos   deberán   notificar  ante este organismo desde el primer día que ocurra  el accidente o se diagnostique la enfermedad a los fines que al otorgársele el reposo medico se le paguen indemnizaciones diarias a  partir del 4º día hasta las 52 semanas.

Todo reposo proveniente de un Centro de  Salud público o privado distinto al I.V.S.S. tendrán un lapso de validez para su conformación  dentro de los  tres (3) días hábiles  para su conformación ante  el  I.V.S.S.,   desde la fecha de su emisión del reposo. Todo reposo mayor de 21 días requiere la firma y sello del Director del Centro

Todo trabajador debe tramitar la certificación de diagnóstico para cuido de familiar a través de la forma 15-30, emitida  por  el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales; por cuanto es la única forma que procede como justificativo de inasistencias, en caso de   pacientes hospitalizados, el familiar directo en este caso la madre  deberá compadecer  con  la respectiva constancia de la condición de hospitalizado  por parte del paciente incluyendo los exámenes complementarios.

SEGÚN LA LEY DEL ESTATUTO SOBRE EL REGIMEN DE JUBILACIONES Y PENSIONES DE LOS FUNCIONARIOS O EMPLEADOS DE LA ADMINISTRACIÓN PUBLICA NACIONAL, DE LOS ESTADOS Y DE LOS MUNICIPIOS

Artículo 3.- El derecho a la jubilación se adquiere mediante el cumplimiento de los siguientes requisitos:   

a) Cuando el funcionario o empleado haya alcanzado la edad de 60 años, si es hombre, o de 55 años si es mujer, siempre que hubiere cumplido, por lo menos, 25 años de servicios 

b) Cuando el funcionario o empleado haya cumplido 35 años de servicios, independientemente de la edad.  

Parágrafo Primero: Para que nazca el derecho a la jubilación será necesario en todo caso que el funcionario o empleado haya efectuado no menos de 60 cotizaciones mensuales. De no reunir este requisito, la persona que desee gozar de la jubilación deberá contribuir con la suma única necesaria para completar el número mínimo de cotizaciones, la cual será deducible de las prestaciones sociales que reciba al término de su relación de trabajo, o deducible mensualmente de la pensión o jubilación que reciba, en las condiciones que establezca el Reglamento.  

Parágrafo Segundo: Los años de servicio en exceso de veinticinco serán tomados en cuenta como si fueran años de edad a los fines del cumplimiento del requisito establecido en el literal a) de este artículo, pero no para determinar el monto de la jubilación.

Artículo 8.- El sueldo base para el cálculo de la jubilación se obtendrá dividiendo entre 24, la suma de los sueldos mensuales devengados por el funcionario o empleado durante los dos últimos años de servicio activo.  

Artículo 9.- El monto de la jubilación que corresponda al funcionario o empleado será el resultado de aplicar al sueldo base, el porcentaje que resulte de multiplicar los años de servicio por un coeficiente de 2,5.  

La jubilación no podrá exceder del 80 por ciento del sueldo base.  

Artículo 10.- La antigüedad en el servicio a ser tomada en cuenta para el otorgamiento del beneficio de la jubilación será la que resulte de computar los años de servicios prestados en forma ininterrumpida o no, en organismos del sector público. La fracción mayor de ocho meses se computará como un año de servicio.  

A los efectos de este artículo se tomará en cuenta el tiempo de servicio prestado como funcionario o como contratado, siempre que el número de horas de trabajo diario sea al menos igual a la mitad de la jornada ordinaria del organismo en el cual se prestó el servicio. Cuando por la naturaleza misma del servicio rija un horario especial, el organismo que otorgará el beneficio, deberá pronunciarse sobre los extremos exigidos en este artículo.